27/3/12

Homenaje: 7 años sin Fernando Jiménez del Oso

El doctor Fernando Jiménez del Oso

"Unos llegarán a esa cita con mil proyectos pendientes por realizar. Otros en cambio lo harán con impaciencia, deseando dejar atrás una vida cargada de sufrimiento, pero todos llegarán. Llegaremos. Por eso a todos nos importa saber si esa cita es el final definitivo, la caída de un sueño sin ensueños, o por el contrario es el principio de otra historia, de otra vida en la que de alguna forma diferente continuaremos existiendo sin perder la consciencia de nosotros mismos. Creo que merece la pena hablar de todo ello."

Con estas palabras se refería el doctor Fernando Jiménez del Oso a uno de los secretos mejor guardados de la existencia. Al enigma de la Muerte; esa otra realidad misteriosa que hay quienes esbozan con temerosa guadaña y otros, los más románticos, bajo la imagen delicada de una dama joven y triste. La dama del alba. La doncella que al besar, condena y destruye.

Una vez le preguntaron a Fernando en una entrevista cuál era su enigma por antonomasia, su misterio preferido; aquél que le despertaba más incertidumbre. El doctor de barba gris, de voz cavernosa y monocorde, tras más de veinte años de investigación contestó sin dudar que la propia vida. Y qué razón tenías, Maestro.



Fernando Jiménez del Oso, un maestro del misterio.
Fotografía extraída del vídeo: OSCURO FDM.

Fernando Jiménez del Oso nació el 21 de julio de 1941 en Madrid. Tras estudiar la carrera de Medicina y licenciarse en la rama de Psiquiatría por la Universidad Complutense de Madrid decidió dar un giro radical a su vida y cambiar, como algunos señalan, los fonendos por la ouija y los diagnósticos clínicos por las psicofonías. Desde muy joven le habían entusiasmado las historias de Misterio, los temas ocultos que en aquellos años no eran entendidos ni socialmente aceptados. Tal y como diría Jiménez del Oso años después, resultaba tarea casi imposible conseguir libros y revistas en aquella España de blanco y negro donde la mayor parte de los ejemplares estaban relegados a los estantes en penumbra de algunas librerías de viejo. Tal vez tenía que ser así. Tal vez el destino le tenía reservado al bueno del doctor su Excálibur y su roca particulares.
Tras varias colaboraciones con su amigo Narciso Ibáñez Serrador en Historias para no dormir, serie de gran éxito donde cada semana los monstruos más profundos aterrorizaban la pequeña pantalla de multitud de hogares españoles, Fernando participó en el programa Todo es posible en domingo (1974), presentado por José María Íñigo, donde tenía una sección para tratar los asuntos que más le gustaban, los temas paranormales. Fue allí donde su carrera despegó y donde, dicho sea de paso, tuvo algún que otro enfrentamiento con las altas esferas eclesiásticas, poco acostumbradas a temáticas tan extrañas y experimentos tan innovadores como las propias psicofonías, que por aquellos tiempos practicaba otro de los grandes, el doctor Germán de Argumosa.

Poco a poco, Jiménez del Oso comenzó a crear su propia aventura televisiva, y a principios de los años 80 le llegó el reconocimiento con espacios tan recordados hoy en día por el gran público como La puerta del Misterio y La España Mágica.


La Quinta Esfera hace un homenaje a Fernando Jiménez del Oso.
Fotografía extraída del vídeo OSCURO FDM.

¿Cuál es tu temática preferida dentro del mundo del Misterio? Le preguntaban una y otra vez. Y Fernando, el psiquiatra de mirada sensata y ojeras pronunciadas, sonreía. Eran tantos los programas realizados y la multitud de lugares que había visitado que elegir uno sólo se hacía complicado. Aún así, a lo largo de su vida mostró gran interés por la parapsicología, la ufología y el misterio de las culturas desaparecidas.

Además de escribir algunos ensayos, Jiménez del Oso también fundó distintas revistas especializadas donde plasmó sus inquietudes más profundas y ayudó a los más jóvenes a seguir adelante. A esa nueva generación de futuros maestros que como él seguían una senda distinta, alejada del Periodismo convencional. Así nacieron Más Allá de la Ciencia, Espacio y Tiempo, y la prestigiosa revista Enigmas del Hombre y del Universo, más conocida como Enigmas, prolífica cantera de periodistas reconocidos en la actualidad como Iker Jiménez, Carmen Porter, Pablo Villarrubia o Santiago Camacho, entre otros.
Era un domingo, 27 de marzo de 2005, cuando la voz del doctor que tantas inquietudes había inspirado a los seguidores del Misterio se apagaba para siempre a los 63 años, víctima de un cáncer de pulmón. Quienes le conocieron en vida aseguran que, tras esa imagen de aparente seriedad que mostraba mientras contaba historias con voz pausada en la oscuridad de su gabinete, se encontraba la chispa, la sonrisa y el espíritu de una gran humanidad.

Gracias a Fernando Jiménez del Oso.

Y ahora que ya estás allí, Maestro. Ahora que recorres la eterna aventura junto a los que ya se fueron, junto a Germán, junto a Andreas... Ahora que ya has descubierto el secreto mejor guardado de todos, solo podemos decirte GRACIAS. Gracias por ser la bandera de los que dudan, de los que se hacen preguntas a cada instante. ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos?

Desde aquí, hacia allá. Un saludo para las estrellas.

1 comentario:

José Antonio Roldán Sánchez dijo...

un ejemplo a seguir. Felicidades por el blog